Apreciados/as amigos/as.

Nos encontramos ante las tradicionales Fiestas Navideñas, y pese a que este año las celebraremos de modo singular, queremos transmitirles, más que nunca, nuestros sinceros deseos de felicidad para usted y familia, con un ligero mensaje de esperanza.

Ciertamente, está terminando este año difícil, muy difícil, a todos los niveles en los que hemos estado sometidos a una especie de “tío vivo” de incertidumbres…, lo que ha provocado desaliento y cansancio.

Nos informan que ya tenemos vacunas, gracias a Dios, y si son lo efectivas, que todos deseamos; nos aventuramos a decir que, empezaremos a ver la luz al final del túnel.

Cierto, no será instantáneo, por lo que durante un tiempo deberemos seguir con los protocolos, pero esperemos, y es lo más importante, que podremos ir rehaciendo nuestras vidas en todas sus facetas.

Este áspero año, habrá enriquecido nuestros sentimientos y generosidad, valorando más lo que tenemos, sintiéndonos todos más hermanados ante esta circunstancia que nos ha igualado sin distinción de razas ni privilegios; daremos gracias, muchas gracias, al sector sanitario y a todos los que se han desvelado por nosotros; y como no una plegaria para los hermanos que nos han dejado.

Evidentemente, no podemos negar el pasado, todos hemos perdido durante este largo año, pero también hemos aprendido a diferenciar lo verdaderamente importante de lo accesorio… No lo olvidemos.

La U.E. nos ha prometido 140.000 millones de ayuda; apoyando además el abaratamiento financiero, todo lo cual, si se cumple y el Estado administra bien, nos ayudará a superar esta etapa en la que hay que prever tendremos una explosión de febril actividad. Todos tenemos ansias de recuperar nuestra vida, la ilusión…, reunirnos con nuestras familias al completo, con libertad para salir sin limitaciones, poder trabajar sin trabas, sentarse en una terraza, ir a restaurantes, a los espectáculos, de compras, viajar, etc.  

Esto significa, una evolución positiva, en muchos casos reinventada, a nivel personal y empresarial, que impulsará el comercio, la industria, los mercados…, forjando bienestar y riqueza.

Cuando la actividad se mueve, crea puestos de trabajo y riqueza; el Estado pasa de pagar desempleos, ERTES, etc…, a recaudar más impuestos (S.S., IRPF, IS…) creando un remanente que le dota de liquidez, con el cual podrá ayudar a los ciudadanos y a las empresas, estimulando un nuevo ciclo de crecimiento.

Conclusión, estamos ante un nuevo futuro prometedor…, y con esta ilusión hacemos un brindis virtual de buenos deseos,

¡¡ FELICES FIESTAS Y UN AÑO NUEVO DE ESPERANZAS!!

Con todo el afecto, reciba nuestros saludos más cordiales.

Jorge Castellà de Cot
Fundador Presidente de la Fundación
y la M.I. Academia de Cultura Europea