Carles Gasòliba y el «milagro» de la Unión Europea

14/06/2019 | Prensa

Carles Gasòliba pondera el resultado del bloque europeísta: “Ni la extrema derecha, ni la extrema izquierda ni los euroescépticos podrán poner en riesgo la esencia de Europa”

  • Experto en asuntos europeos, el profesor y economista ha disertado sobre las elecciones al Parlamento Europeo y el futuro de la UE, invitado por la Academia de Cultura Europea
  • “Que 28 estados tan potentes históricamente llegaran a un consenso para ceder aspectos muy importantes de su soberanía a favor de una entidad supraestatal es un milagro”, subraya Gasòliba, en alusión a la “compleja realidad” de la UE

Barcelona, 14 de junio. El economista y experto en asuntos europeos Carles Gasòliba se ha referido a la Unión Europea como “un milagro” que, sin embargo, “no progresará, sino que se quedará más o menos como está” porque “a la hora de la verdad los estados miembros, que son los que realmente mandan, sólo logran avanzar y ponerse de acuerdo cuando es irremediable, cuando se sienten sacudidos por una crisis muy fuerte que los ahoga”.

Invitado por la Academia de Cultura Europea, entidad europeísta fundada y presidida por Jorge Castellà de Cot, Carles Gasòliba ha impartido en el Reial Cercle Artístic la conferencia “Después de las Elecciones Europeas: Nueva etapa”, en la que ha reflexionado sobre los resultados arrojados por las urnas el pasado 26 de mayo, aportando al mismo tiempo su visión respecto al futuro de Europa.

Por lo que se refiere a la nueva correlación de fuerzas en el Parlamento Europeo, Gasòliba ha analizado el retroceso de los populares y, sobre todo, de los socialdemócratas, así como el auge de los liberales y de los verdes. “La mayoría absoluta del bipartidismo que configuraban populares y socialdemócratas ya no existe, pero la suma de estas cuatro fuerzas proporciona una base sólida a los principios del Tratado y permite decir que los valores, fundamentos y políticas de la UE no están en peligro”, se ha congratulado.

“Ni la extrema derecha, ni la extrema izquierda ni los euroescépticos tienen la fuerza suficiente para poner en riesgo, como pretenden, la esencia misma de Europa”, ha sentenciado.

Además de Jorge Castellà de Cot, han compartido mesa presidencial con Carles Gasòliba el presidente del Reial Cercle Artístic, Josep Fèlix Bentz, y el doctor Francesc Xavier Altarriba, ambos académicos patronos fundadores de la Academia de Cultura Europea.

“Los Estados mandan”

Carles Gasòliba, que fue eurodiputado desde 1986 hasta 2004 y que conoce a fondo los entresijos de las instituciones europeas, ha recordado que la Unión Europea configura “una realidad muy compleja” que, asentada en torno a una serie de valores como “el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, la solidaridad, la no discriminación, la libertad y la igualdad”, tiene por objetivo salvaguardar los principios del Estado de Derecho y garantizar el bienestar y el progreso en paz de todos los pueblos que la conforman. “Que 28 estados tan potentes históricamente, que representan a 500 millones de habitantes, llegaran a un consenso para ceder aspectos muy importantes de su soberanía a favor de una entidad supraestatal es un milagro”, ha defendido el profesor y ex diputado Gasòliba.

Sin embargo, pese a este exitoso marco de convivencia que ha hecho de la Unión Europea la primera potencia comercial mundial y el área geográfica con unos estados del bienestar más desarrollados, Gasòliba augura que “la Unión no progresará, sino que se quedará más o menos como está en la actualidad”. Lo lógico, defiende, sería reforzar la cooperación entre estados en ámbitos como las políticas de inmigración y asilo, de seguridad, defensa, medioambiental y energética. “Avanzar en estos campos es absolutamente necesario y está escrito y se sabe pero, a la hora de la verdad, los Estados, que son los que mandan en Bruselas, no se ponen de acuerdo porque los gobiernos están divididos en varios bloques”, ha razonado.

Una Europa construida a base de crisis

En opinión de Gasòliba, “como viene siendo costumbre en los últimos años, en esta nueva etapa sólo avanzaremos en lo que sea irremediable”. A saber: “Cuando los Estados se sientan sacudidos por una crisis muy fuerte que los ahogue”. Parafraseando a  Jean Monnet, ha concluido que “Europa se hace a base de crisis”. “Sería más inteligente no esperar a que esto suceda”, ha recalcado el profesor Gasòliba quien, no obstante, se ha mostrado esperanzado en que los mensajes y proyectos europeístas, como el encabezado por la Academia de Cultura Europea, puedan revertir la situación.

Los proyectos, los mensajes y, especialmente, los jóvenes. Considera, en este sentido, que o las generaciones jóvenes se implican a favor de una Europa unida o el Viejo Continente se quedará rezagado respecto a las grandes potencias. “En el año 2030 -avisa- China nos habrá alcanzado y será más rica porque, entre otras cosas, los europeos estamos perdiendo el tren de las tecnologías más avanzadas”.

(En la fotografía, de izquierda a derecha, Josep Fèlix Bentz, Carles Gasòliba, Jorge Castellà de Cot y Xavier Altarriba)

NOTA: Las opiniones expresadas en estos documentos son las de los conferenciantes y no reflejan necesariamente las de la M. I. Academia de Cultura Europea.